images

La Confianza y los Embajadores de Marca

Cuando una compañía empieza a considerar el convertir a cada empleado en un verdadero embajador de la marca los beneficios no suelen parecer claros o contundentes. Lo entiendo, pues esto implica alinear todos los procesos internos y formas de trabajo para que la cultura de la organización este en sintonía en cómo la marca desea ser vivida, apoyar a que cada empleado se sienta co-creador de ella y empezar este proceso cooperativamente. Esto a primera vista puede parecer un proceso muy difícil o complicado y sin resultados inmediatos como para invertir en él.

Sin embargo, cuando las organizaciones no alinean sus valores de marca con la cultura que se vive, lo que realmente está en juego es uno de las dimensiones más importantes en las relaciones sociales, que es la confianza. Y la confianza es algo en lo que toda marca debe enfocarse.

La confianza ha tenido mucha atención de los científicos sociales últimamente porque, en primer lugar, ella está en declive y está bastante bien documentado que cada vez confiamos menos en nuestras instituciones, confiamos menos en nuestros co-ciudadanos y hay menos confianza en las organizaciones. Así que es algo en lo que hay que trabajar y por una buena razón.

Paul Zak, un economista en Claremont, es uno de los pioneros en la ciencia de la confianza. El  ha investigado la relación que existe entre la confianza que existe en una nación y los niveles de felicidad en ella. Y lo que el encontró, es que existe una fuerte asociación entre aquellas culturas que confían y sus niveles de felicidad. La confianza es de suma importancia para cultivar la felicidad en cualquier red social.

Asimismo, se ha visto en varios estudios sociales que “la felicidad promueve el éxito. En parte porque aquellos individuos que se sienten felices muestran varias características de adaptación. Esto es, las personas felices tienden a exhibir comportamientos, atributos y habilidades que ayudan a que la gente prospere y tenga éxito”[1].

Ahora, ¿es una compañía responsable de la felicidad de sus empleados? Bueno, no necesariamente, aunque si vemos a la cantidad de estudios que relacionan la felicidad y el éxito, puede ser algo que consideremos, aunque sea solo por intereses puramente egoístas. En Live Your Brand somos de la opinión de que una organización sí es responsable de hacer que sus empleados confíen en la organización para la que trabajan. Pero, ¿cómo? ¿Cómo empiezas esta iniciativa?

No es tan difícil como se podría pensar. Basta con ponerse en el lugar del empleado o empleada y empezar a analizar y cuestionar todo lo que ellos viven en la organización.

¿Cuáles son los eslóganes que ella lee cuando entra en su organización o abre su ordenador? ¿Estos eslóganes se ven reflejados en el tono de los correos que ella recibe o escribe? Cuando entra a una reunión, ¿se viven estos valores en el transcurso de la reunión? Cuando habla y lidera a un equipo, ¿sus habilidades de liderazgo refuerzan los valores de la marca? ¿Su equipo reacciona y coopera de manera en que ellos se sienten co-creadores de la marca? ¿Todas las oficinas reflejan los valores de la marca? ¿Incluso en la zona de la copiadora o los aseos se ve cómo se valora a los empleados en la organización? ¿Están todos los procesos internos alineados con cómo la marca se ve a sí misma en el presente y en el futuro?

Esto es importante, porque la confianza realmente debe ser el resultado final de toda cultura corporativa.

Es por esto que se tiene un código e marca, unos valores de marca y una cultura de marca. No solo para generar confianza con nuestros clientes sino también para hacer que nuestros empleados confíen en nuestra organización. Y la confianza se construye y se logra a través de cada detalle. Es algo que se muestra y se vive cada día. Así que no es solo para tener empleados felices, sino para tener la tierra fértil para que una marca tenga éxito y prospere, es decir para que viva su máximo potencial. Y ser capaces de cuestionarnos internamente continuamente.

¡Empecemos a pensar en comportamientos específicos que podemos hacer para cultivar la confianza en nuestra marca! Y no necesariamente son grandes cosas o grandes cambios, también se puede empezar con pequeñas cosas. ¿Qué es lo primero que te viene a la mente que puedes hacer hoy para generar confianza entre tu cultura de marca y lo que se vive internamente en tu organización?

trust-1

[1] The benefits of Frequent Positive Affect: Does happiness lead to success? By Sonja Lyubomrsky, Laura King and Ed Diener.2005 University of Illinois and the Gallup Organization

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *