Foto Embajador de Marca

El COMO de un Programa de Embajador de Marca

Toda organización desea tener empleados alineados con los valores de la marca, tener una cultura donde los empleados se sientan motivados, comprometidos, con sentido de pertenencia, proactivos y que actúen siempre de acuerdo a los valores que persigue tu empresa. Estudio tras estudio demuestran que si se logra esto, hay más rentabilidad, crecimiento, desarrollo y creatividad. Si el mensaje es tan claro y la evidencia tan persuasiva ¿por qué es que es tan difícil?

En Live Your Brand creemos que es una cuestión de intención y de falta de conocimiento en como implementar este concepto. ¿Cómo movilizar a todos tus empleados alrededor de esta idea, crear el impulso a través de la acción y hacer crecer esta idea para poder sostenerla a través del tiempo?

Para realizar este proyecto se tienen que tener agentes de cambio dentro de la organización y una intención consciente de lograrlo. El mundo de trabajo es complicado, vivimos en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo. Por lo mismo, asegurarnos de tomar en cuenta la cultura y los valores de la organización y revisar cómo éstos valores se viven dentro de la organización es clave para el desempeño de la misma a largo plazo. Si nosotros creamos la cultura que deseamos tener, el desempeño va a ser un reflejo de esta cultura.

Es por esto que es necesario pausar y preguntarnos, ¿qué está sucediendo ahora? ¿Qué es lo que estamos persiguiendo ahora? ¿Qué estamos tratando de lograr, de cambiar? ¿Dónde estamos ahora?

Nosotros en Live Your Brand, después de varios estudios, investigaciones y proyectos hemos creado un mapa, un proceso de cómo lograr esto, en el cual contestamos las siguientes preguntas: ¿Cómo alinear lo que dice tu marca hacia el exterior con lo que se vive dentro de la organización? ¿Qué hacer para transformar a todos tus empleados en embajadores de marca de manera que tu cultura y tus valores conecten con la esencia de tus empleados, para que ellos encuentren el foco, la motivación y la inspiración a través de una idea que es más grande que ellos mismos?

La belleza de nuestro concepto es que se puede empezar en el momento en que se encuentre la organización, y que una vez que se empieza se puede continuar con otras partes del proceso. Cada fase es igualmente importante y uno puede construir y capitalizar sobre lo que ya existe.

El proceso no es prescriptivo. No son los 5 pasos a seguir para hacer que tus empleados vivan su marca, sino son los criterios que hay que considerar.

Creemos que cada uno de estos criterios es importante.

El Embajador de Marca debe de:

– Conocer la historia de la marca para la que trabaja.
– Tener un compromiso con la marca.
– Saber comunicar la marca.
– Poder co-crear la marca.
– Conocer su marca personal y la de los demás miembros de su equipo.

Vamos ahora a despedazar cada una de estas fases.

Conocer la historia de la marca

“La historia de las organizaciones es como una pantalla sobre la cual proyectamos nuestra visión del futuro” Carl Becker.

• No solo se trata de conocer la historia y los valores de la marca, sino que se puedan reconocer en el trabajo diario. No se trata de repetir los valores como si se hubieran aprendido de memoria, sino que estos estén integrados en la cultura de la organización, que se reconozcan y se vivan constantemente.

• Otro aspecto muy importante es conocer el propósito de la marca. El porqué de la marca. Porqué existe en un principio esta marca. Cuál fue la creencia fundamental sobre la cual se fundó. Y, también muy importante, como cada lanzamiento de cualquier producto o servicio es una re-interpretación de éste propósito. Todos los empleados se deben de sentir que están trabajando para este último propósito, el que hizo que la empresa empezara, creciera y se convirtiera en lo que es ahora.

• Y un aspecto no menos importante es hacerse dueños de esta historia y valores. ¿Qué parte de la historia es especialmente importante para mí y porque? ¿Por qué el propósito de la marca resuena en mí? ¿Qué fue lo que me atrajo a esta compañía en un principio? La manera en que integramos y percibimos las historias es diferente dependiendo de cada persona. Y es importantísimo conocer y reconocer estas diferentes apreciaciones de la historia de la marca.

Tener un compromiso con la marca

Las organizaciones tienen más éxito en el desempeño del negocio cuando cada uno de sus empleados se involucra personalmente en el futuro de la organización porque esto repercutirá en su propio futuro.

• Una vez que se conocen los valores de la marca, toda toma de decisiones debe de estar en congruencia con estos valores. Es decir, debe de haber un compromiso en toda la organización de tomar en cuenta los valores en cualquier decisión que se haga.

• Un verdadero embajador de marca tiene que poder y querer involucrarse en iniciativas centrales para el desarrollo de la marca tales como mejoras en el servicio al cliente, formación de nuevos empleados, servir de mentor, aportar nuevas ideas para producción, participación en los rituales que se generan para vivir la cultura de la marca, etc. Crear espacios para estas iniciativas es de suma importancia. Los índices de participación en estas actividades pueden también ser buenos indicadores del compromiso de tus empleados con la marca.

• Lo siguiente es importantísimo y poquísimos empleados lo hacen y es el reconocer y valorar lo que la organización hace para su crecimiento personal y profesional. Una vez que se reconoce lo que la marca hace por nosotros en todos los ámbitos estaremos más comprometidos en ayudarla a crecer y desarrollarse.

• Una buena manera de incrementar el compromiso de los empleados es motivando e incentivar las reuniones interdepartamentales en la toma de decisiones. Descubrir lo que cada empleado hace para lograr el propósito final de la organización puede ser un momento de descubrimiento para muchos empleados, ya que se reconoce las diferentes maneras de conectar con la marca. Todos tenemos un rol que jugar para lograr el propósito último de la marca y la consciencia y el reconocimiento de esto, es algo que nos beneficiará a todos.

Saber comunicar la marca

En tiempos de internet, social media, etc. la comunicación es cada vez más importante para movilizar a todos los empleados hacia un mismo propósito. Y la ejecución de éste propósito es el resultado de miles de decisiones que se toman todos los días por los empleados, los cuales actúan de acuerdo a la información que tienen y en su propio interés.

• Los valores y la historia de la marca se tienen que saber comunicar a clientes externos e internos de manera positiva e integradora. Y, sobre todo saber defenderlos con argumentos válidos, ciertos y oportunos. Imaginémonos una compañía que lanza un producto, el cual a primera vista, no le veo el sentido con los valores y el propósito de la marca. Y mi única fuente de información es un video de Youtube. Si los departamentos de desarrollo de producto y marketing no me comunican los cómos, porqués y anécdotas de interés del nuevo producto, no seré capaz de defender o vender éste producto a mis amigos, colegas o clientes. La manera en que cada empleado comunica la marca para la que trabaja genera un valor en el mercado que pocas campañas de marketing pueden lograr.

• También es cierto, que los valores de la marca y la cultura es comunicada de varias maneras. En la comunicación con su equipo, en la manera en que coopera con sus compañeros, en cómo se relaciona con los clientes, en cómo se toman las decisiones, en cómo la opinión de los empleados es escuchada, en cómo se ayuda a los empleados cuando éstos están pasando tiempos difíciles, etc. Las reglas no escritas influenciarán como realizamos el trabajo y qué es la cultura en una organización. Para que nosotros podamos entender cómo la cultura impulsa la estrategia debemos entender cómo ésta se está ejecutando.

Poder co-crear la marca

Nunca hay que subestimar el poder de creación que tienen las personas que trabajan en la organización. Recordemos que lo que podemos estar seguros es que las personas siempre van a apoyar aquello que ellos mismos crean.

• Significa cambiar la manera que hacemos las cosas y constantemente hacer un esfuerzo para alinear los valores de la marca con todos los procesos en los que trabajamos. Hay varias oportunidades para alienar los procesos en las organizaciones y la gente que trabaja en estos procesos son los que mejor conocen las posibilidades de cambio que puedan existir.

• ¿Cuántas veces somos capaces en las organizaciones de cuestionar ciertos procesos o ciertas actividades? El cuestionar las estrategia de las marcas nos permite entender las estrategias para poderlas implementar de manera adecuada. Y cuestionar las prácticas y hasta los valores de las empresas nos ayudará también a poder co-crear la marca.

• ¿Cuáles son mis experiencias personales con la marca para la que trabajo? Un embajador de marca tiene que poder y ser capaz de compartir sus ideas y experiencias personales para poder mejorar la experiencia de la marca. Crear espacios para esto, es fundamental para seguir co creando la marca. La inteligencia compartida emerge a través de la comunicación y la colaboración.

Conocer su marca personal y la de los demás miembros de su equipo.

Una cultura de marca tendrá valor a lo largo del tiempo si conocemos y reconocemos quién está construyendo y viviendo esta marca. Una marca no es algo lejanos a nosotros. Cada empleado es un actor principal para el crecimiento y desarrollo de esta marca. Es cada persona la que crea un valor para la marca.

• Si queremos que nuestros empleados sean embajadores de nuestra marca, es necesario que nosotros conozcamos a nuestros embajadores de marca. ¿Qué es lo que los hace únicos e indispensables para nuestra marca? ¿Cuáles son las fortalezas y talentos que tiene cada una de las personas que trabaja en nuestro equipo? ¿Las conocemos? Más importante aún, ¿reconocemos y apreciamos estas fortalezas? ¿Las individuales y las del equipo?

• ¿Sabemos cómo y donde poder potenciar estas fortalezas? Existe una cultura de promoción y desarrollo de las fortalezas de carácter?
Nuestra experiencia en Live Your Brand nos dice una y otra vez que las personas quieren pertenecer a algo más grande que ellos mismos y la marca para la que uno trabaja es una gran plataforma para la co creación, el compromiso y el crecimiento personal y profesional. Ésta es nuestro propósito y nuestra razón de ser. Y para esto hemos concentrado nuestros esfuerzos en ofrecer conocimiento, soluciones, workshops, juegos y seminarios.

Si, Amamos nuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *